29 de abril de 2022

Una campaña con eventos climáticos adversos

Los favorables precios internacionales de los granos pueden no ser suficientes para  compensar los ingresos de la campaña 2021/22. En ese sentido, es relevante el impacto en el presente ciclo del clima en las cantidades producidas. Además, el contexto institucional local no permite captar mejoras de precios”

Un 6% de las empresas CREA consultadas en marzo pasado manifestó haber resultado afectada por incendios en el primer trimestre del presente año. Los mayores problemas se registraron en las regiones Litoral Norte (LIN), Norte de Santa Fe (NSF) y Noroeste argentino (NOA).

Dos de cada tres integrantes de la red CREA consultados indicaron que el incendio se inició fuera de los límites de su establecimiento. Los orígenes de los incendios detectados tuvieron causas diversas, entre las cuales se incluyeron accidentes, actos vandálicos, tormentas eléctricas, quemas indebidas de pastizales o basura y caídas de tendidos de la red eléctrica.

En lo que respecta a la sequía estival, un 68% de las empresas agrícolas CREA resultaron afectadas por el evento, mientras que en el caso de las lecheras y las ganaderas esa proporción fue del 66% y el 61% respectivamente. El daño generado por la restricción hídrica se extendió tanto en el norte como en buena parte de la región central argentina.

Como consecuencia de la sequía, un 13% del área de maíz temprano de las empresas CREA se perdió, mientras que en el caso de la soja de primera esa proporción fue del 9% y en girasol del 8%.

Luego de la sequía, se presentaron una serie de precipitaciones intensas que generaron anegamientos en un 20% de las empresas encuestadas. Los mayores inconvenientes se registraron en las regiones Oeste (OES), Oeste Arenoso (OAR) y Sudeste (SDE).

Por los excesos hídricos, las empresas agrícolas reportaron una pérdida del 6% y 7% del área de maíz temprano y tardío respectivamente, al tiempo que en soja de primera y segunda el daño permanente fue del 8% en ambos casos y en girasol de 12%.

Como consecuencia de los eventos climáticos adversos, además de la pérdida de superficie, en la mayor parte de las regiones se informó también una disminución esperada de los rendimientos agrícolas respecto del potencial proyectado en condiciones normales. El cultivo más afectado fue el maíz temprano.

En cuanto a la planificación de la nueva campaña agrícola 2022/23, un 58% de los encuestados indicó que prevé un resultado económico inferior al registrado en 2021/22, fundamentalmente por una caída de los precios de los granos. En promedio, se espera un 19,5% de aumento en los costos de capital en u$s/ha para el presente ciclo agrícola respecto de 2021/22.

La próxima encuesta SEA CREA será en julio de 2022.

 

 

 

Compartir en
FacebookTwitterLinkedIn
También te puede interesar