28 de enero de 2020

Un sueño que se transformó en viaje solidario

Una iniciativa surgida del Programa Líderes de CREA

Ricardo Ballester Molina (CREA San Antonio de Areco) apadrina la Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 1 de Duggan, mientras que Ruth Sills es directora de esa escuela. A su vez, Mariel Parks Glass (CREA Quimilí) colabora con la Fundación Dignamente, que trabaja en la prevención y el tratamiento de la desnutrición infantil en Santiago del Estero. Los tres formaron parte de la edición 2019 del Programa Líderes de CREA. Y en una charla informal comenzaron a imaginar la posibilidad de que los estudiantes de la escuela agrotécnica del norte bonaerense realizaran un viaje solidario al norte argentino, algo que, finalmente, se cumplió.

Alumnos de sexto y séptimo año de la escuela agrotécnica viajaron con una misión: construir un invernáculo para que en el próximo invierno la huerta comunitaria –presente en la sede que la Fundación Dignamente tiene en la localidad de Weisburd– pueda producir hortalizas a resguardo del frío. La Fundación, que cuenta con la colaboración de ProHuerta (INTA) y de Conin, provee semillas y enseña a las familias a realizar su propia huerta para diversificar su dieta, promover la autosustentación alimentaria y, eventualmente, brindar las herramientas necesarias para que puedan desarrollar un emprendimiento productivo. 

“Llevamos a los alumnos de sexto año para que conozcan la zona y al año siguiente, cuando realicen su propio viaje solidario, traigan propuestas para mejorar la calidad de vida de las personas que residen en Santiago del Estero”, explica Ruth , quien acompañó a los estudiantes en la visita.

Los materiales necesarios para armar el invernáculo fueron provistos por la Fundación Dignamente, mientras que el diseño y la construcción estuvieron completamente a cargo de los estudiantes.  “Antes de viajar, los alumnos estudiaron cuáles son las condiciones agroecológicas, ambientales y sociales presentes en la zona de influencia de Quimilí”, comenta Ruth.

Además, aprovecharon el viaje para visitar la sede del INTA Quimilí y el establecimiento productivo de la familia Miretti (CREA Quimilí), donde se les mostró la dinámica de funcionamiento de un sistema integrado entre ganadería y agricultura. Muchos quedaron maravillados al tomar contacto con el sistema de identificación por radiofrecuencia que permite realizar un seguimiento individual de cada ejemplar que integra el rodeo bovino. Luego se dirigieron a un establecimiento de la firma Cabaña Pilagá, donde pudieron observar una destilería modular de pequeña escala (Minidest) que elabora etanol y burlanda de maíz con grano producido en el mismo campo. 

“El viaje solidario, además de consolidar vínculos entre los estudiantes, hizo que las familias se comprometieran aún más con la escuela, que, gracias a estas acciones, deja de ser considerada como una mera instancia obligatoria para pasar a ser vista como una institución trascendente”, afirma Ruth.

La Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 1 de Duggan integra el grupo CREA Escuelas de la región Norte de Buenos Aires, el cual –presidido por Ruth y coordinado por Josefina Duhalde– emplea la metodología CREA para propiciar la búsqueda de soluciones a problemas presentes en el ámbito pedagógico regional. “Participé en el Programa Líderes porque soy una enamorada de la metodología CREA como instrumento pedagógico y de vinculación”, apunta Ruth.

“El diálogo de las escuelas agrotécnicas con empresarios y profesionales en actividad es fundamental no sólo para que los alumnos tengan contacto directo con la realidad productiva y las innovaciones tecnológicas, sino también para que puedan comenzar a planificar cómo insertarse en el ámbito laboral a partir de la vocación que tenga cada uno”, añade.

Vale recordar que todos los alumnos de escuelas técnicas del país deben realizar, como parte de la currícula educativa, “prácticas profesionalizantes” en empresas u organismos privados o públicos. En el caso de la provincia de Buenos Aires, tal exigencia representa un mínimo de 288 horas de práctica que deben llevar a cabo los estudiantes de último año. 

En 2019, el Programa Líderes se llevó a cabo en las ciudades de Esperanza y Buenos Aires con 35 y 25 participantes, respectivamente. A diferencia de otros programas sobre liderazgo presentes en el mercado, el impulsado por CREA se focaliza en la implementación de la metodología CREA como instrumento catalizador de transformaciones sociales. 

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar