17 de agosto de 2022

Un día al año

¿Por qué no dedicar al menos un día al año para mostrar cómo trabajan las empresas agropecuarias? Eso se preguntó Victoria Zorraquín, integrante del CREA Roque Pérez-Saladillo (región Sudeste), y puso manos a la obra para organizar la visita de estudiantes secundarios al Establecimiento El Trigo en el marco de una salida educativa.

Compartieron la invitación a las instituciones educativas que conforman la red de CREA Escuelas de la región Sudeste y, para sorpresa de los organizadores, recibieron más de 150 solicitudes.

“Eran muchas más personas, entre alumnos y docentes, de las que pensábamos recibir, lo que representó un desafío enorme que afortunadamente pudimos resolver con éxito”, comenta Victoria.

Los directores de la empresa Alfredo García Santillán y Ricardo “Ricky” Negri convocaron al equipo de la empresa para comenzar a diseñar el recorrido de la visita, al tiempo que la mesa regional de CREA del área de Integración a la Comunidad (IAC), coordinada por Patricia Ábalo, brindó apoyo organizacional. También fue esencial la colaboración de Anahí Carbone, coordinadora del grupo CREA Escuelas de la región Sudeste, y de los empresarios CREA Lucila Sonnenfeld y Sergio Dalla Lasta (presidente de la mesa de Integración a la Comunidad de la Región Sudeste)

La jornada consistió en cuatro módulos, el primero de los cuales comprendió una charla ofrecida por “Ricky” Negri, ex presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), sobre los desafíos del sector agroindustrial.

El segundo módulo correspondió al manejo de la hacienda en la manga, donde se hizo foco en la importancia de hacer un seguimiento individual de los integrantes del rodeo por medio de datos relevados por caravanas electrónicas, mientras que la tercera parada comprendió una visita al corral donde se encuentran los toros que integran el plantel de reproductores del rodeo de cría; en ese caso, la charla se concentró en los criterios de selección de la genética bovina en función de los requerimientos buscados por el sistema de producción.

El cuarto y último módulo fue una recorrida por un planteo de trigo doble propósito, donde pudieron ver el cultivo tanto destinado a cosecha como un sector del mismo pastoreado por novillos.

El desayuno consistió en dos facturas por invitado, mientras que el almuerzo se resolvió con un choripán. La región CREA Sudeste se hizo cargo del equipo de sonido, mientras que un colegio de Saladillo aportó las sillas.

“Algunas escuelas hicieron más de 200 kilómetros para asistir al evento y esa motivación se explica porque al aprendizaje logrado en el territorio tiene un impacto muy profundo; todos solemos recordar las visitas realizadas durante nuestra época como estudiantes”, remarca Victoria, quien es profesora y Magister en Educación y autora del libro “Esperanza en la Escuela”, además de Fundadora de Educere Asociación Civil Docentes por un Mañana. También se desempeñó como directora de Investigación Tecnológica y EscuelAgro en el Ministerio de Agroindustria de la Nación.

“Quiero invitar a todas las empresas CREA a sumarse a estas iniciativas. Si muchas empresas abren sus puertas, en muy poco tiempo transformamos la mirada de la sociedad sobre el campo. Estoy convencida y la experiencia nos lo demostró, que esto es muy potente porque ofreciendo una recorrida y mostrando lo que hacemos con total trasparencia, contribuimos, aunque sea en un solo día al año, a crear percepciones favorables y duraderas sobre el sector agropecuario”, resume.

Compartir en
FacebookTwitterLinkedIn
También te puede interesar