27 de octubre de 2020

Todo lo que ganamos con la virtualidad

La red CREA frente al uso de plataformas digitales.

La comunicación a través de plataformas virtuales transformó los procesos de participación y distribución de información y conocimiento en la red CREA al revolucionar los paradigmas de tiempo y espacio.

Si bien los encuentros presenciales son esenciales para promover y consolidar vínculos emocionales, la comunicación a través de plataformas digitales permitió este año explorar nuevas posibilidades que hasta entonces parecían vedadas, además de reformular muchas de las cuestiones que antes considerábamos inamovibles.

A partir de ahora, antes de organizar una reunión, vamos a preguntarnos primero “para qué” nos vamos a reunir. Y recién después analizaremos si es necesario viajar cientos de kilómetros para encontrarnos. Si el propósito es generar vincularidad, será indispensable trasladarse físicamente, pero en aquellos casos en los cuales el motivo sea compartir información o trabajo de escritorio, seguramente se resolverán por medio de encuentros virtuales.

Los propietarios de una empresa con dieciocho años de antigüedad en un grupo CREA y que nunca habían podido concurrir a su reunión porque residen en el exterior, este año pudieron hacerlo por primera vez gracias a la virtualidad. ¡Maravilloso!

Por otra parte, la virtualidad hizo que la federalización de la red CREA se potenciara de manera exponencial, ya que las empresas y grupos de diferentes regiones CREA pueden conocerse, compartir experiencias y promover acciones conjuntas sin incurrir en costos excesivos.

Tuvimos este año, por ejemplo, el ingreso de presidentes CREA y la formación de nuevas mesas técnicas que se gestaron desde el minuto cero en formato virtual, planificando a futuro que esa será la modalidad de trabajo, mientras que la presencialidad física será la excepción. También se amplió la posibilidad de integrar actividades con otras instituciones.

La relación entre los grupos CREA y CREA Central, que antes de la virtualidad podía percibirse distante en algunas situaciones, en el último semestre evolucionó de manera considerable: no me imagino de aquí en más que la comunicación y el ansiado acercamiento de todo lo que genera CREA al miembro pueda seguir en adelante sin el extraordinario aporte de la virtualidad.

Cada grupo CREA tiene sus propias particularidades y, si bien para algunos la virtualidad constituye un avance insustituible, para otros representa un medio complementario a las metodologías presenciales. Cuando la pandemia sea un recuerdo –algo que llegará, aunque nadie sabe cuándo– seguramente cada grupo, región e incluso CREA Central buscará su propio equilibrio a partir de las herramientas que ahora sabemos que tenemos disponibles.

Diego Figueroa GarzónCoordinador de la región CREA Chaco Santiagueño

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar