6 de marzo de 2018

Tambo versus dólar: impacto de las oscilaciones del tipo de cambio en la lechería

El deterioro de los márgenes de las empresas lecheras registrado en los últimos meses está directamente asociado a la variación del tipo de cambio (“el dólar”).

Mientras que en el primer semestre de 2017 el Índice de Costo Lechero CREA (ICL) registró una caída del 4,5%, en el segundo semestre aumentó 15,5%. Ese comportamiento se explica en parte por la composición de la estructura del ICL: el 51% de los gastos totales de la actividad (tambo + recría + guachera) corresponde al rubro alimentación. Y al menos el 60% de los insumos que componen ese rubro está ligado a la variación del tipo de cambio.

Índice Costo Lechero CREA. Base Enero 2017.

 

El ICL es elaborado por el equipo técnico del Área de Investigación y Desarrollo de CREA a partir de 74 modelos distribuidos en 21 cuencas lecheras argentinas. Contempla los sistemas de producción representativos de cada zona al considerar entre tres y cuatro modelos por cuenca.

Durante el primer semestre se observaron variaciones negativas en los rubros de mayor impacto en el modelo costos, tales como maíz, pellet de soja y afrechillo de trigo, entre otros. Pero cuando se analiza el segundo semestre de 2017, esos mismos insumos muestran un aumento del 6,8%, 8,4% y 16,7% respectivamente. Buena parte de esa diferentes entre ambos períodos del año pasado se debe al hecho de que entre los meses de enero y julio el tipo de cambio pasó de 15,9 a 16,1 $/u$s, mostrando una variación de apenas 1,4%, mientras que en el segundo tramo de 2017 el “dólar” comenzó a subir hasta terminar en diciembre pasado a un promedio mensual de 17,7 $/u$s.

El promedio mensual del tipo de cambio en los meses de enero y febrero de 2018 se ubicó en 19,0 y 19,8 $/u$s respectivamente, lo que implica que los componentes dolarizados continuaron impactando en la rentabilidad de las empresas tamberas en el comienzo de año.

Cabe aclarar que el ICL CREA refleja solamente la evolución de los precios de los insumos y productos en cuestión, es decir, se trata de un modelo que no considera los efectos climáticos o estacionales que pudiesen registrarse en las diferentes cuencas lecheras.

En cuanto al índice de precio de la leche calculado por CREA, durante los últimos seis meses del año pasado, a pesar de que se observa un aumento del mismo en términos nominales (+3,2%), cuando se ajusta por inflación, para el mismo período se observa una caída del 4,5% en términos reales.

 

 

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar