29 de julio de 2019

¿Qué hacer frente a problemas con mancha amarilla en trigo?

Recomendaciones de técnicos CREA.

En diversas localidades de la zona pampeana argentina comenzaron a registrarse en las últimas campañas síntomas de enfermedades foliares y de espiga en varios genotipos de trigo luego de una o dos aplicaciones de fungicidas a base de mezclas de diferentes principios activos.

Un estudio molecular realizado por Francisco Sautua y Marcelo Carmona, investigadores de la Cátedra de Fitopatología de la Facultad de Agronomía de la UBA, sobre 91 muestras provenientes de Chacabuco, Chivilcoy, San Pedro, Pergamino, Azul, La Colina (Gral. La Madrid), Mar del Sud (Gral. Alvarado) y Gral. Madariaga, demostró que todas las plantas analizadas eran portadoras de mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) con una mutación que otorga una fuerte resistencia a las estrobilurinas en general. Además se detectaron cepas resistentes a algunos triazoles (cuyo estudio molecular sigue en progreso).

“Veníamos evidenciando una caída muy significativa en los controles de mancha amarilla en los tratamientos a campo de manera muy generalizada en gran parte de las mezclas con triazol, estrobilurina y, algunos casos, también viéndose comprometidos los controles con carboxamidas”, comenta Jorge González Montaner, coordinador técnico del área de Agricultura de la región CREA Mar y Sierras.

“Sin duda, las recomendaciones hoy se basan en el especial cuidado de los lotes con antecesor trigo, la atención en materiales susceptibles y el manejo de una buena nutrición nitrogenada que tiende a bajar el nivel de inoculo”, añadió.

El técnico CREA además recomendó realizar un estricto monitoreo de los lotes de trigo y asegurar que las aplicaciones se realicen de manera profesional. “Por el momento, nuestros resultados de experimentación colocan en un nivel superior a la mezcla Elatus Ace + Adepidyn”, apunta.

Por su parte, en la zona CREA Norte de Buenos Aires, Matías Ermacora, coordinador técnico del área de Agricultura de esa región, indicó que “en las zonas donde tenemos problemas o sospechas, recomendamos pasarnos a fungicidas mezclas que tengan carboxamidas; existen varias en el mercado con diferencias entre sí,  de buenas a muy buenas, y dejar de usar la mezcla tradicional de estrobilurina + triazol”.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar