20 de mayo de 2020

Pautas para elegir cultivares de soja

Resultados de la red de ensayos llevados a cabo por los grupos CREA de la región Norte de Buenos Aires.

En los ensayos de cultivares de soja realizados en 2019/20 por los grupos CREA de la región Norte de Buenos Aires se observaron diferencias significativas entre variedades con máximos que alcanzaron en promedio los 980 kg/ha. Se trata de la brecha más elevada de la serie de ensayos evaluados en las últimas quince campañas.

En las evaluaciones se destacaron los cultivares DM 46i20 STS, DM 46R18 STS y DM 40R16 SIS con diferencias entre sitios y estrategias similares en la definición del rendimiento (equilibrado número y peso de granos). Las variedades de ciclo largo fueron las de menor rendimiento.

Luego de seis campañas sin encontrar aportes significativos en rendimientos de variedades con tecnología Ipro respecto a los testigos (RR1) en cultivares de ciclo VI corto y IV medio (sí en IV largos y Vcortos), en 2019/20 una variedad Ipro superó al testigo en ciclo medio (cuadro 1).

 

Cuadro 1. Rendimiento de soja en kg/ha y en porcentaje entre sitios y promedio. Se presenta el valor de la diferencia mínima significativa al 5%. CREA Norte de Buenos Aires

Al analizar datos de los últimas trece campañas de cultivares de ciclos medios versus largos en soja de primera, se evidencia que en el tercio superior de ambientes las diferencias son marcadas a favor de materiales de ciclo medio con promedios de 542 kg/ha (+11%) y sobre el tercio medio de 218 kg/ha (+5%). En el tercio de productividad inferior es el cultivar NA 5009 el que presentó mejor comportamiento con diferencias promedio que alcanzaron los 112 kg/ha (+4%) . Las líneas de ajuste se cruzan en un nivel de productividad de 3400 kg/ha (gráfico 1). En planteos de segunda no se observan en promedio diferencias significativas de rendimiento.

 

Gráfico 1. Rendimiento de los testigos de soja en ciclos medios y largos en función del ambiente. Datos de las últimas trece campañas. CREA Norte de Buenos Aires

Con el manejo de insectos a partir de la aplicación de dos a tres productos residuales durante el ciclo del cultivo, se despeja el efecto de la tecnología Bt y permite así comparar el aporte de la genética en el rendimiento. Al analizar el promedio de todos los datos de tales evaluaciones, no se observaron diferencias significativas entre variedades con distinto eventos. Sin embargo, al estudiar los datos según el ciclo, se evidencia diferencias a favor de variedades con evento RR1 en ciclos cortos y medios, mientras que en ciclos largos las diferencias son a favor de variedades con evento Ipro.

En lo que respecta al estudio de respuesta de la aplicación de fungicidas entre las campañas 2005/06 a 2019/20, se detectaron respuestas a la aplicación de fungicidas consistentes en ambientes superiores a los 3700 kg/ha, mientras que por debajo de 2700 kg/ha no se observaron diferencias.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar