17 de agosto de 2021

Novedades sobre el régimen de uso agronómico de purines

Cuáles son los procesos necesarios para acceder al mismo.

En el próximo mes de septiembre vence el plazo para que los tambos bonaerenses con más de 250 vacas en ordeñe se inscriban en el régimen provincial que permite hacer un uso agronómico de purines. Para el resto de las empresas lecheras el plazo se extiende hasta septiembre de 2022.

Para la inscripción es necesario completar una serie de documentos (anexos de la resolución 737/18 y memoria técnica para perforaciones) por medio de la autogestión. Pablo Cañada, técnico del área de ambiente de CREA, diseñó una guía práctica para que los tambos bonaerenses se inscriban en el nuevo régimen, trámite que debe realizarse en el portal web de la Autoridad del Agua (ADA).

La normativa dispone que, en función de los procesos implementados en el establecimiento relativos al uso del agua, existe la posibilidad de acceder a descuentos del 50% y del 25% en el canon del agua por abonar a ADA.

Los criterios para cumplir la resolución 737/18 de ADA, por medio de la cual se estableció el régimen para el uso agronómico de purines generados en empresas lecheras, están contemplados en la “Guía de Buenas Prácticas para la Gestión de Purines en Tambo”.

En el último año el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires y la Autoridad del Agua (ADA) implementaron un programa de “tambos piloto” –en el cual participaron 17 empresas lecheras de diferentes cuencas– para validar la implementación de los criterios establecidos en la “Guía de Buenas Prácticas”.

En ese sentido, la “Guía de Buenas Prácticas” determina que las lagunas tanto anaeróbicas como facultativas diseñadas para derivar los purines deben estar impermeabilizadas con materiales como geomembrana, cemento u otros plásticos o materiales resistentes.

Sin embargo, una de las cuestiones que se registraron en las evaluaciones del programa piloto es la presencia de lagunas no impermeabilizadas intencionalmente durante su construcción, con varios años de uso, en las que, si bien no se evidencian señales de contaminación, no disponen de datos para validar tal hecho.

Ante esa situación, el equipo técnico de ADA a cargo de la implementación de la normativa diseñó una Guía de Monitoreo Ambiental de Lagunas Pre-existentes a partir del cual los tambos con lagunas no impermeabilizadas pueden seguir usando las mismas en el marco de la instalación de freatímetros que permitan generar una red de monitoreo de la calidad del agua subterránea en zonas lindantes al tambo.

Por otra parte, durante el desarrollo de la Guía de Monitoreo Ambiental se evidenció la necesidad de elaborar protocolos de limpieza y cegado de perforaciones con el propósito de estandarizar ambos procedimientos.

La provincias de Buenos Aires y de Córdoba son, por el momento, las únicas jurisdicciones que implementaron un marco legal específico para gestionar el uso agronómicos de los purines.

Aquí se puede ver la “Guía para la inscripción de tambos en el proceso de adecuación a la normativa de uso agronómico”

Aquí se puede ver la “Guía para el Monitoreo Ambiental de Lagunas Pre-existentes”

Aquí se pueden ver los protocolos de limpieza y cegado de perforaciones.

 

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar