21 de mayo de 2018

Las Buenas Prácticas Agropecuarias, una herramienta que pone en práctica la sostenibilidad

En los últimos años, los principales actores de la cadena agroalimentaria han avanzado de manera significativa en los acuerdos para el desarrollo e implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas como herramientas para mejorar los sistemas productivos en relación a los tres ejes de la sostenibilidad.

En esta línea, desde hace ocho años CREA trabaja esta temática a través del área Ambiente de la Unidad de Investigación y Desarrollo.

Uno de los ejes de trabajo es la participación activa en espacios de intercambio integrados por representantes de distintos sectores de la cadena productiva. Tal es el caso de la Red de Buenas Prácticas Agrícolas (RedBPA), una iniciativa impulsada por la Bolsa de Cereales de Bs. As. e integrada por más de 55 instituciones comprometidas con la sostenibilidad y la visión sistémica.

En este marco se han desarrollado documentos consensuados para cultivos extensivos e intensivos, y recomendaciones para normativas sobre aplicaciones fitosanitarias. Actualmente están en proceso de desarrollo documentos para ganadería, lechería y fertilización.

Los documentos consensuados permitieron avanzar en el tratado de normas IRAM. Hasta el momento se ha aprobado la norma IRAM 14110-1 Buenas Prácticas Agrícolas- Requisitos generales, aprobada en 2017. Asimismo, se comenzó a tratar la parte 2, Buenas Prácticas agrícolas-Cultivos Extensivos (14110-2), la cual se espera aprobar para fin de año. A través de la red CREA se trabaja en la recopilación de aportes que faciliten la incorporación de realidades regionales.

De esta manera CREA pretende promover e incentivar a que los demás eslabones de la cadena definan las Buenas prácticas con el objetivo de mantener la calidad de los productos y reducir pérdidas y fomentar así una visión país de la producción de alimentos.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar