7 de marzo de 2019

La vaca sigue estando barata

Perspectivas del mercado ganadero argentino.

La vaca para faena argentina medida en dólares sigue siendo la más barata de la región del Mercosur a pesar del incremento que viene registrando en las últimas semanas.

“La vaca, que es la categoría que más tracciona la exportación, se mantiene en precios muy competitivos respecto de los valores presentes en Brasil y Uruguay; se trata de un dato llamativo”, indicó Matías Bodini de la Comisión de Ganadería de CREA durante una exposición realizada en la sede porteña de la entidad.

China –en términos de volumen– es el principal comprador de carne vacuna de Brasil, Argentina y Uruguay; esta última nación, vale recordar, puede exportar a la nación asiática cortes enfriados y congelados con y sin hueso, mientras que la Argentina tendrá esa posibilidad cuando termine de implementar el nuevo protocolo sanitario aprobado el año pasado.

En lo que respecta al valor en dólares del novillo en el Mercosur, en la Argentina se encuentra –luego del reciente ajuste– apenas por encima del precio promedio presente en Brasil y aún bastante por debajo del registrado en Uruguay.

“El tipo de cambio real multilateral del sector cárnico vacuno argentino, que mide la competitividad cambiaria respecto de la situación promedio presente en países competidores, muestra niveles favorables en términos históricos a pesar de la reducción de reintegros y derechos de exportación”, explicó Matías.

Los últimos datos oficiales muestran que la faena en el primer mes de 2019 registró una leve caída respecto del mismo mes del año pasado, que fue el año de mayor faena en los últimos cinco años. La diferencia es que el consumo interno aparente se ubicó en 54 kg/persona versus 57 kg/persona un año atrás.

“La expansión de la demanda generada por la exportación está comenzando a traccionar los precios del mercado interno”, apuntó el técnico CREA. “Los precios de la carne para el consumidor argentino medidos en términos reales aumentaron, pero están lejos de los niveles máximos históricos”, añadió.

La relación compra venta instantánea –que mide cuántos kilos de novillo se requieren para comprar un kilogramo de ternero– se encuentra en mínimos histórico en el orden de 1.02 cuando la media histórica se ubica en 1.35. Si bien esa relación indicaría que es esperable un aumento de la demanda por parte de los feedlots, también es cierto que el elevado costo financiero conspira contra la demanda de terneros/as.

“La relación kilos de novillos versus maíz mejoró respecto del año pasado, pero aún está lejos de ser tan conveniente como en algunos momentos del pasado reciente”, señaló Matías, para concluir que la evolución de precios de la categoría con destino a invernada es una de las principales incógnitas presentes en el mercado local.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar