8 de agosto de 2022

Integración a la comunidad

La región CREA Córdoba Norte viene haciendo un trabajo sostenido y comprometido de integración con la comunidad desde hace casi quince años. Pero a comienzos de 2018 integrantes de los CREA de la región decidieron articular las diferentes acciones sociales e institucionales emprendidas de manera individual o grupal en el marco de una Mesa regional de Integración a la Comunidad (IAC). Así seis integrantes de diferentes grupos de la región comenzaron a organizar las acciones a través de un plan de trabajo.

El Grupo “CREA Escuelas” de la región Córdoba Norte fue una de las iniciativas que quedó bajo la coordinación de la Mesa de IAC. Enmarcado en una línea estratégica, se siguió trabajando y acompañando a las escuelas de la zona. En 2019 las regiones CREA Córdoba Norte y Centro firmaron un convenio marco con el Ministerio de Educación de la provincia de Córdoba para facilitar la realización de prácticas profesionalizantes de los alumnos de escuelas agrotécnicas en las empresas CREA.

“En 2021, junto con la Dirección General de Escuelas Técnicas de la provincia de Córdoba, organizamos la primera jornada en formato virtual con alumnos del último año de secundario de una escuela agrotécnica de la región”, comenta Mirta Fossato, presidente de la Mesa de IAC de Córdoba Norte e integrante del CREA Cañada de Luque Sitón.“Esa Jornada consistió en dos encuentros virtuales entre alumnos e integrantes de la empresa Las Chilcas. Mientras que el primero fue introductorio, el segundo, ya con información en manos de los alumnos, estuvo abierto a preguntas e intercambios”, añade.

En el presente mes de agosto se realizará la segunda jornada virtual que, para esta oportunidad, comprenderá a las 64 escuelas técnicas de la provincia de Córdoba. “Realizaremos la presentación del caso de la Cabaña Pilagá de la familia Miretti. En los intercambios, además de la información técnica, se hará foco en las competencias actitudinales necesarias para desenvolverse en un trabajo”, apunta Mirta.

Adicionalmente, y por primera vez, se promovió la iniciativa “Así son los suelos de mi país” –emprendida por CREA en conjunto con la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo, INTA y FAO Argentina– junto con la Dirección General de Escuelas Técnicas de la provincia de Córdoba, lo cual arrojó como resultado un total de doce escuelas inscriptas, las cuales serán apadrinadas por integrantes de la región CREA.

La segunda línea de trabajo es la vinculación institucional, diseñada con el propósito de facilitar la comunicación, de manera tal de crear y coordinar vínculos con diferentes actores o instituciones de la región.

“Lo primero que hicimos con respeto a esto fue mapear la participación de los miembros y grupos en otras instituciones, con el fin de conocer y luego trabajar en discriminar cuáles serían los puntos relevantes a reforzar en el relacionamiento interinstitucional y qué aporte podemos hacer desde la mesa de Integración a la Comunidad; actualmente estamos iniciando conversaciones con la Bolsa de Cereales de Córdoba, IARSE (Instituto Argentino de Responsabilidad Social y Sustentabilidad) e INTA para definir acciones concretas que permitan ampliar nuestra mirada y el alcance de la misma”, señala Mirta.

Otras de las líneas estrategias de la Mesa de IAC es la de ambiente, que tiene como objetivo principal impulsar la producción sostenible. En ese marco, realizaron un relevamiento sobre la participación en el programa provincial de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA), además de conocer cuáles son las diferentes certificaciones implementadas en las empresas CREA de la región.

“En ese sentido, este año visitamos el establecimiento de la familia Pautasso, integrante del CREA Sierras Chicas, que realiza una producción agroecológica. Conocimos el proceso de implementación, las complejidades de la producción periurbana y el aprendizaje logrado por esa familia empresaria. En esa reunión contamos con la presencia de miembros CREA juntos a sus hijos, alumnos y docentes de una escuela agrotécnica, e integrantes de otras instituciones del sector. Gracias a eso el intercambio a lo largo de la reunión fue realmente interesante y enriquecedor para todos”, remarca Mirta.

Con el tiempo, los seis integrantes iniciales de la mesa de IAC se transformaron en los actuales trece miembros, los cuales provienen de ocho grupos de la región. “Estamos muy contentos con el entusiasmo generado y el crecimiento de la participación en la mesa, especialmente con el ingreso de miembros sub-30, que tienen otra mirada, y de la incorporación de integrantes de la familia empresaria que no necesariamente están vinculados con la actividad agropecuaria, lo que sin duda nos amplía la visión y nos desafía permanentemente”, afirma Mirta.

El próximo desafío de la mesa de IAC –que cuenta a Viviana Díaz como responsable técnica– será incorporar indicadores sociales para comenzar a medir la evolución al respecto de las empresas de la región.

Actualmente, la mesa de IAC comparte un lugar en el equipo regional junto al resto de las mesas técnicas y ese espacio permite la articulación y el intercambio entre todas ellas. De esa manera, IAC tiene un lugar importante en la definición de acciones y estrategias regionales.

“Promover el diálogo, la vinculación con los distintos actores de la sociedad y generar un resultado en común frente a los innumerables desafíos a los cuales nos enfrentamos –como empresarios y ciudadanos–  son más motivos para participar, involucrarnos y mostrar nuestra actividad. En los grupos CREA aprendemos el valor de generar consensos y esta herramienta poderosa es la que invitamos compartir en ámbitos más allá de lo productivo”, resalta Mirta.

“Les compartimos nuestro recorrido con la esperanza y el deseo que encuentren en cada región un espacio tangible de participación para gestar ideas innovadoras y, principalmente, fomentar la integración con sus comunidades”, concluye.

Compartir en
FacebookTwitterLinkedIn
También te puede interesar