6 de marzo de 2018

Incendios: cuando el trabajo en equipo es clave

Una adecuada articulación entre productores y técnicos agropecuarios, bomberos y operadores de maquinaria vial es un factor clave para gestionar incendios descontrolados. Tal es una de las conclusiones a las que arribó un relevamiento realizado en la región CREA Semiárida entre empresarios afectados por incendios en las últimas dos campañas.

 

La mejor manera de organizarse es establecer un protocolo de acciones para evitar perder tiempo ante el surgimiento de alguna urgencia. La posibilidad de comunicarse con radios es fundamental porque no todas las áreas cuentan con señal de telefonía celular. En el protocolo es recomendable distribuir tareas por turnos, dado que el trabajo de enfrentar un incendio, en caso de no estar organizado, por lo general termina absorbiendo toda la energía del equipo y, cuando llega la noche, los fuegos pueden reiniciarse sin que haya nadie para intentar contrarrestarlos.

En lo que respecta a la maquinaria vial, es necesario contar con la colaboración del área municipal o comisión vial que tenga a su cargo la operación de tales equipos. También es aconsejable que empresarios agropecuarios de la zona puedan poner a disposición, en el marco del protocolo, tractores y rastras.

La implementación de planes de manejo sistematizados de quemas prescriptas es una de las mejores herramientas para evitar la dispersión descontrolada de incendios. El bimestre marzo-abril es, por lo general, el momento más convenientes del año para realizarlas. En la provincia de La Pampa, para realizar una quema prescripta es necesario elaborar un informe técnico en función de los requerimientos solicitados por Defensa Civil y la Dirección de Recursos Naturales de esa provincia. Dicho informe, junto con el plan de quemas, debe ser realizado por un ingeniero agrónomo o ingeniero en recursos naturales que esté inscripto en la Dirección de Recursos Naturales. Con respecto a la normativa presente en la provincia de Buenos Aires, en febrero de 2017 se promulgó la Ley de Prevención y Lucha Contra Incendios (Nº 14.892) por medio de la cual se determinó “autorizar, a modo de excepción, la utilización del fuego en quemas controladas y prescriptas”. Pero la norma aún no fue reglamentada.

La adecuada realización de picadas perimetrales en rutas, terrenos abandonados y campos son una cuestión esencial para evitar tanto pérdidas de vidas como materiales ocasionadas por incendios descontrolados. En los momentos álgidos, sería además ideal contar con una aplicación que pudiese informar en tiempo real la dirección de los vientos.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar