4 de septiembre de 2019

¿Cuán sostenible es la competitividad de la soja argentina?

Exposición de Gustavo Martini, coordinador de la Comisión Nacional de Agricultura de CREA, en Mercosoja 2019

La competitividad de la soja argentina es una de las más elevadas respecto de la situación presente en otros países vecinos. Pero buena parte de ese fenómeno se explica por el ambiente productivo y la tecnología implementada”.

“En las regiones de mayor aptitud productiva de cada país, el rendimiento alcanzable en Argentina es de los más altos y el costo de producción de los más bajos, lo que redunda en resultados económicos muy competitivos”, indicó Gustavo Martini, coordinador de la Comisión Nacional de Agricultura de CREA.

“Sin embargo, algunas de las variables que favorecen la competitividad actual de la soja argentina, como la baja utilización de fertilizantes o el bajo costo de la semilla, pueden tener un impacto negativo a mediano plazo”, añadió durante una conferencia ofrecida hoy miércoles en el evento Mercosoja.

Martini además indicó que la competitividad económica de la soja es diferente en las distintas regiones productivas, siendo las zonas más alejadas de los puertos las más perjudicadas por aptitud productiva y costo de fletes.

El Indicador de Viabilidad Económica Agrícola (IVEA) de la soja de primera proyectado de la campaña agrícola 2019/20 es actualmente de 0.59 con un precio bruto esperado a cosecha de 240 u$s/tonelada (Rosario). En una escala de 0.0 a 1.0, un valor de 0.5 representa costos equiparables a ingresos sin considerar impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Más allá del resultado promedio ponderado del IVEA de la soja a nivel nacional, en muchas regiones el mismo indica que, con un precio de 240 u$s/tonelada, no se llegarían a cubrir los costos de producción (ver gráfico).

El IVEA, elaborado por técnicos del Área de Investigación y Desarrollo del Movimiento CREA, estima el nivel de viabilidad general de una rotación agrícola o cultivo incluyendo el arrendamiento o costo de oportunidad de la tierra. 

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar