3 de junio de 2019

CREA Corralero: una sola herramienta para muchos usos

Perfil del CREA que surgió a partir de un grupo de afinidad

El CREA Corralero nació como un grupo de afinidad de empresarios CREA de la zona Oeste Arenoso. Pero luego se transformó en un grupo CREA en sí mismo que actualmente está integrado por cinco empresas con perfiles diferentes.

“El grupo CREA, si bien surgió a partir de un interés específico en los corrales, comprende todas las actividades agrícolas y ganaderas de las empresas que lo integran; en ese sentido, no se diferencia de otros grupos CREA, aunque todos sus integrantes tiene una clara vocación ganadera”, explica Ezequiel Galeazzi, asesor del CREA Corralero.

Las empresas que integran el grupo, localizadas en las zonas de Gral. Levalle (Córdoba), América, Tres Lomas y Pellegrini (Buenos Aires), van desde un feedlot de gran escala que brinda servicios de hotelería hasta sistemas ganaderos integrados –con diferentes niveles de intensificación– que emplean al corral como herramienta de terminación de los animales.

“Una de las empresas tiene una rotación agrícola-ganadera, en la cual el sector de verdeos de invierno destinado a la invernada pasa en la primavera al cultivo de soja o maíz en el marco de un ciclo rotativo que contribuye a mejorar la salud del suelo”, explica Ezequiel.

Otra de las empresas cuenta con un sistema de ensenadas móviles que van rotando por diferentes lotes para aprovechar los desechos animales como nutrientes para las pasturas y cultivos agrícolas posteriores (aporte que se está evaluando en el CREA para poder cuantificarlo empíricamente). También participa una firma que implementó un sistema de gestión de efluentes del feedlot para elaborar fertilizante en base a estiércol composatdo

“Otra empresa tiene las invernadas diversificadas entre módulos 100% intensivos a corral, pastoriles puros y con recría pastoril y terminación en corral de manera tal de distribuir a los animales hacia uno u oro en función del escenario climático y la coyuntura económica”, comenta Ezequiel.

Los perfiles productivos de las empresas también son diversos: mientras que algunos enfocan sus esfuerzos en novillos pesados de exportación, otros están completamente dedicados a producir hacienda liviana para el mercado interno.

En los inicios del grupo –con su primera asesora Nora Kugler– los esfuerzos estuvieron mayormente dedicados a generar datos fidedignos de los procesos que intervienen en los corrales para poder contar con diagnósticos precisos y comparables, además de establecer protocolos de trabajo y capacitar a los empleados. En la actualidad tales tareas, si bien siguen siendo cruciales, se analizan con una visión integral en el conjunto de actividades que realiza cada empresa.

El CREA Corralero se encuentra en búsqueda activa de nuevos socios para poder ampliar la mirada sobre el uso del corral como herramienta de generación de valor en las empresas agropecuarias. Para mayor información contactar a galeazziezequiel@hotmail.com

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar