11 de junio de 2018

Con 500 docentes, se desarrolló el quinto Congreso de Educación CREA

El sábado 9 de junio, se desarrolló el quinto Congreso de Educación organizado por CREA en la ciudad bonaerense de 9 de Julio, que contó con la asistencia de 500 docentes de la zona y de otros distritos, muchos de escuelas rurales.

En el discurso inaugural, y junto al intendente de la localidad, Mariano Barroso, el presidente de CREA, Francisco Lugano, dijo: “Ustedes son los verdaderos protagonistas del cambio que se viene. Estoy orgulloso de que aquí hoy haya 500 docentes: voluntariamente eligieron un sábado no estar descansado con su familia y apostando a una Argentina mejor”.

La organización del evento estuvo a cargo de la región CREA Oeste, bajo el lema “Aulas en Movimiento“, en la Sociedad Rural de 9 de Julio. Los maestros compartieron una jornada en donde se realizaron actividades de 9 a 16.30, que tuvo como ejes fundamentales la inclusión, la calidad educativa y la aplicación de herramientas innovadoras que los docentes podrán implementar en sus prácticas educativas.

El Congreso se desarrolló en línea con los desafíos actuales de las políticas educativas de la Argentina y de la provincia de Buenos Aires, con el fin de promover prácticas inclusivas “y de calidad” en la enseñanza actual para fortalecer la idea de la educación pública integrada por escuelas de gestión estatal y privada.

Este es el quinto congreso que se realiza en la zona oeste durante cinco años consecutivos. “En esta ocasión se llenó el cupo en una semana: para nosotros fue una gratísima sorpresa saber que hay tantos maestros que un sábado quieren dedicarse a la actualización y a la formación docente”, explicaron los organizadores.

Los organizadores del encuentro en 9 de Julio, provincia de Buenos Aires

“Fue una experiencia inolvidable”, dijo Florencia Heine, docente del colegio Santa María de Pehuajó, provincia de Buenos Aires. “No me quedan dudas: todos estamos convencidos de que la superación y salida para cualquier sociedad va de la mano del impulso a la educación”, explicó.

Y agregó: “El mundo cambió y los niños y jóvenes también cambiaron. Como docente me hace pensar en ciertas herramientas con las que contamos como la comunicación, las palabras que nos humanizan y nos hacen personas. Es importante que transmitamos y ayudemos a pensar sobre ciertas cuestiones: cómo nos relacionamos, qué conversaciones tenemos. Podemos ayudar a los alumnos a generar buenos mensajes tanto en forma escrita como oral, en forma virtual y presencial. La educación es integral y el aprendizaje incluye diversidad y una alianza sólida escuela-familia“.

Por su parte, Liliana Vallabriga, inspectora jefe distrital de la Dirección General de Cultura y Educación, ratificó la importancia de que la gestión estatal y la privada, conjuntamente con los representantes de CREA, pueden llevar a cabo este tipo de acciones.

En el Movimiento dijeron que las acciones futuras se centrarán en organizar distintas actividades para promover, a nivel local, la formación de comunidades de aprendizaje mediante talleres, charlas y programas de capacitación abiertos a todas las escuelas de gestión estatal y privada.

El cierre estuvo a cargo del padre Mamerto Menapace, quien hizo una reflexión sobre “Vocación y educación” y dijo a todos los docentes reunidos: “Educar no es llenar cántaros, es encender antorchas. Hay que tener fe en la diversidad de los niños”.

 

Fuente: Josefina Pagani, 11 de junio de 2018, La Nación,  nota completa

 

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar