12 de abril de 2018

Cebada: mejor sembrar temprano

Datos de ensayos realizados en la región CREA Norte de Buenos Aires. Pautas para maximizar rindes sin resignar calidad.

Los planteos de cebada con fechas de siembra tempranas, además de presentar una menor presión de enfermedades, permiten adelantar la cosecha del cultivo –evitando demorar la siembra de soja de segunda– con rindes en algunos casos superiores respecto de los registrados en siembras tardías.

Tal es una de las conclusiones relevadas por la red de ensayos 2017/18 de cebada realizada en la región CREA Norte de Buenos Aires, en la cual se evaluó al cultivar Andreia sembrado el 25 de mayo y el 15 de junio.

El adelanto de 20 días aproximado en la fecha de siembra aumentó el rendimiento en casi 200 kg/ha en Pergamino sin generar cambios en las zonas de Bragado y San Pedro. Las primeras fechas aumentaron levemente proteína sin ser significativas las diferencias. Aunque, respecto a calibre, en los tres sitios hubo mejoras por adelantar fecha de siembra (ver cuadro 1).

Cuadro 1. Rendimiento, componentes, humedad a cosecha y parámetros calidad comercial diferenciado entre planteos de fecha de siembra por localidad. Norte Buenos Aires (2017/18)

Al evaluar dos modelos de fertilización nitrogenada (150 versus 200 kg.N/ha), no se observaron incrementos en los rendimientos asociados a una mayor oferta de nutrientes (incluso hubo pérdidas por vuelco de espigas no cosechadas, especialmente en Bragado, donde el vuelco alcanzó 27% con el modelo de 200 kg.N/ha). Al igual que en las campañas anteriores, se observaron diferencias en proteína, con un incremento promedio de 1,2 puntos adicionales en el modelo de alta fertilización versus el de 150 kg.N/ha.

Vale recordar que datos relevados en la zona CREA Norte de Buenos Aires muestran una pérdida de rendimiento de 30 kg/ha de soja segunda por cada día de atraso de siembra.

Compartir en
FacebookTwitterWhatsAppLinkedIn
También te puede interesar